Monday, August 06, 2007

El plan perfecto

--- Panta… en serio… me vas a meter en un problema pe! – pero porqué? ...si sólo estamos platicando... – si pero mi marido no piensa eso... además si no le contaras todo a Chabuca ... – ya no le he contado nada... lo acepto fué mi error – no sé Panta... déjame pensarlo ... – ok... pero como le hacemos? – mañana te veo aquí a la misma hora y te digo pe – ok – chau – bye ---

Me encontraba justo enfrente del consultorio del doctor Vicencio Morales, acababa de salir... me venía recuperando de una de las diarreas que me atacaban por comer ceviche... ya era cliente asiduo del doctor Vicencio Morales. Era el único doctor privado del pueblo... durante el día atendía en la posta y en las tardes se iba a su consultorio.

--- Buenas doc ... – ahh!! pero si es mi buen amigo Pantoja... que lo trae por aquí? ... otro cevichito? - si doc – mi buen amigo Pantoja ya le he dicho que no coma pescado por aquí... y menos crudo pe...---

Estaba perreando a Gina, la esposa del hermano de Willy, el esposo de Chabuca, era toda una charapa... y eso me intrigaba...creo que no estaba casada pero vivía rejuntada con el hermano de Willy en la casa de los papás de Willy. Era tan descarado que trataba de ligar con ella en La Gruta mientras ella atendía la barra.

--- Joven Panta... mi esposo me regañó ayer pe! – por? – pues por la Gina pe... me dijo que por mi culpa a usted le gustaba ... – no, no es tu culpa Chabu... dile al Willy que no se meta – pero como quiere que le diga eso pe! – que tiene? – pues su hermano anda con la Gina... y ya se dió cuenta y sus papás también... no se meta en problemas joven Panta – no te preocupes – ni tampoco me meta en problemas a mi pe ... fíjese mejor en otra – ok Chabu... tu tranquila... no pasa nada---

Y es que yo también tenía la culpa por contarle todo a la Chabu... como era habitual siempre buscaba su consejo

--- Hey Chabu... que crees ¡! Me encontré a la Gina afuera del consultorio del doctor Vicencio Morales – ay Joven Panta... ya se curó verdad? – si ya estoy mejor... pero adivina – Joven Panta mejor ni me diga... no quiero saber... no me diga nada – ok... como tu quieras! – que le dijo la Gina? – ahh! verdad... no que no querías saber? – ya dígame pe! Que le dijo? - pues que lo va a pensar – ahhh que descarada es esa cualquiera – no le digas al Willy ni al hermano – ay joven Panta... ya no me cuente nada... me voy a enojar con usted pe---

Al otro día asistí puntual donde había quedado con Gina, apenas me bajaba de la troca cuando se apareció --- Ya me iba ir pe... porque te tardaste? – no... pues había un poco de tráfico en el puente – mira Panta... escúchame... voy a aceptar porque ya me cansé que estés tras de mi... – pero – calla y escucha... tienes que prometerme algo? – que? – pero me lo tienes que prometer! – que pues? – después de lo que pase no quiero que me vuelvas a molestar – pero que? te estoy molestando? – no pe!... pero no quiero que creas que va a volver a pasar... yo tengo a mi marido... me lo prometes? – si – ok... escucha... voy a Pucallpa este fin de semana... le dije a mi marido que voy a ver a mi mamá ... toma éste papel... es mi teléfono y mi dirección... llámame cuando llegues – ok... pero – tengo que irme chau – pero – chau Panta---

Gina se fue caminando... iba con un vestido rojo... se le subía cada vez que movía sus caderas... en el papelito que me había dado venía un número telefónico y una dirección... por un momento pensé que quizás era una trampa y su esposo me iba a partir la madre... pero decidí tomar el riesgo.

Ese mismo fin de semana iniciaban mis vacaciones y tenía que tomar un avión hacia Lima con Aerocontinente. El avión salía hasta las cinco de la tarde... Era el plan perfecto, llegar a Pucallpa, pasar todo el día con Gina y después tomaría mi avión y desaparecería... no regresaría sino hasta tres semanas después.

--- Manuel... oye el sábado... – si pe... ya tengo todo lijto pe... salimoj a medio día – no... hay un cambio de planes! – que? ya no te vaj? – si... pero quiero llegar en la mañana... esta bien si salimos a las seis de la mañana? – claro pe... por mi no hay problema pe---

--- Joven que mañana en la mañana va a Pucallpa? me dijo Manuel! – si...tengo que tomar un avión a Lima... para después tomar el avión de Iberia .... – y porque se va tan temprano pe? Que no el avión sale hasta la tarde? – si... pero nunca se sabe como esté la carretera...– sabía que la Gina también va a Pucallpa? --- puse mi cara de pendejo--- en serio? Órale ... No... no sabía – si... que va a ver a la mamá – ahhh pues no sabía --- Chabuca me miró molesta y medio encabronada... ya no me habló en la tarde

Esa noche me fui de pedo al Kokalas. Como era costumbre consumí solamente Pilsen. Regresé al palacio hasta la madrugada pero me dio hueva hacer las maletas. La alarma me despertó a las cinco y media de la mañana... eruptaba alcohol y la cabeza me daba vueltas... me sentía muy madreado. Tuve que agarrar todas mis chivas y echarlas a mis maletas. Manuel pasó por mi a las seis en punto... iban también sus hijos y su esposa Manuela... iban a pasar el día en Pucallpa.

Llegamos como a las nueve de la mañana a Pucallpa... invité a Manuel y su familia a desayunar... era lo menos que podía hacer puesto que Manuel me había llevado y ese día normalmente no trabajaba. Acabé de comer y le pregunté a Manuel como marcar el número que me había dado Gina... me dijo que así nomas... que no necesitaba ningún código...me paré y fui a un teléfono público

--- Alo? – hola! Podría hablar con Gina? – Panta? Ya estás aquí?– si... estoy .... --- en ese momento sentí unos retortijones cabronsones en mi estómago ---ay! – estás bien? En donde estás pe? – estoy en Pucall... ay --- Sentí dolor en mi estómago acompañado de ganas de ir a hacer del dos --- ahorita te llamo! – qué? pero en dónde estás? – te llamo luego... me tengo que ir...--- y colgué el teléfono. Regresé a la mesa donde Manuel y familia se encontraban ... --- Manuel... me llevas a una farmacia? – estáj bien? – no... creo que me duele la panza – no te cayó bien el caldo pe? – no sé... sabes donde están los baños? – por allá ... pero vamoj a la farmacia pe... – tengo que ir primero al baño...---

Entré al water, estaba hecho un asco, había telarañas en el techo y moscardones de colores volando alrededor de mi... tenía una diarrea mega cabrona con dolor en el estómago... salí después de un buen rato --- Panta te vej un poco mal! – si... creo que no me siento muy bien... – ya ibamoj ir a buscarte pe ... te llevo mejor a la pojta? – sí llévame con un doctor---

Llegué con un doctor y me confirmó que tenía diarrea y dolores en el abdomen debido a algún virus que había ingerido... me inyectó no sé que madres y me internó temporalmente en el hospital. Me pusieron suero...

--- Oiga doc... hasta que hora me va a tener aquí? – vamos a tenerlo un ratito en observación señor Pantoja... para ver como reacciona a los antibióticos... tenía algo que hacer? – mmm... tengo que tomar un vuelo... en la tarde – ahhh no se preocupe señor Pantoja yo creo que para la tarde estará mejor... pero por el momento es mejor que permanezca aquí ---

Le dije a Manuel que se fuera y que regresara por mí una hora antes de que saliera mi avión. Me jetié un rato en el hospital. Manuel regresó y el doctor me dio dos botellitas con una substancia parecida al Pepto Bismol --- Acábese la botellitas señor Pantoja...tómese dos sorbitos cada cuatro horas... que tenga buen viaje... ---

Salí del hospital y me sentía un poco mejor... llegué al aeropuerto, me despedí de Manuel y familia e hice el check-in. Me senté en las bancas de madera a esperar mi avión. Veía como los pasajeros procedentes de la capital bajaban del avión al que en unos momentos me subiría. Tenía adolorida la panza como si hubiera hecho un chingo de abdominales. Que pinche día pensaba ¡!

1 comment:

Irenita said...

jajaja, era el destino!