Wednesday, August 22, 2007

La invitación

--- Te vas a La Gruta? – si... yo creo que sí – quédate! – dónde aquí? – si – porqué no vienes conmigo? – a donde? A la Gruta? – si – no creo que me dejen entrar – por? – pues porque soy menor de edad pe! – no te preocupes... yo conozco a los dueños... además les digo que vienes conmigo... no creo que me digan nada... soy su mejor cliente – tengo que preguntarle a mi mamá! ---

La conocí en Kokalas, era hija de los dueños, había pasada una larga temporada en Arequipa con una de sus tías, allá había estado estudiando, pasaría todas las vacaciones en el pueblo, después quizás estudiaría ahí... o quizás la mandarían a Lima. Alana era la hija menor del matrimomio de Don Leonardo y Doña Eleonor. Don Leonardo era un hombre de pocas palabras... a lo mucho me llegó a decir “Buenos días y hasta luego”. Doña Eleonor era más amigable... creo le caía bien, Alana me llegó a decir varias veces que yo le gustaba para ella. Alana había crecido en el pueblo durante la época en que Sendero Luminoso controlaba la zona. Nunca se había podido olvidar de los muertos que aparecían en las mañanas en la Plaza de Armas. Nadie los podía recoger mas que los familiares. Había veces que ni las familias los recogía por miedo a represalias. También había visto las batallas campales entre la guerrilla y la marina. Había muertos por todos lados. Alana se metía bajo a su cama. Las balas habían dejado hoyos en la pared que hasta la fecha se podían apreciar. Kokalas quedaba frente a la plaza de armas.

Acostumbraba ir con el tío Lolo, la tía Lolita y el Oso a Kokalas de vez en cuando, para tomar cervezas. Después de ahí yo me iba a la Gruta normalmente. No había nadamás que hacer en cientos de kilómetros a la redonda. Tichi junto con Doña Eleonor acostumbran regentear el local. Recuerdo perfectamente la primera vez que ví a Alana. --- Hola Alana que milagro! Como has estado? – Hola Don Lolo... que tal ¡ pues aquí estoy... acabé mis estudios en Arequipa y vine de vacaciones – y que tal saliste en la escuela – pues más o menos – más que menos o menos que mas pe? – creo que menos que más – jajaja... ya conoces a mi esposa Lolita.... te acuerdas de ella? La última vez que la viste era mi novia– si claro ... – hola – hola Alana, cuando te conocí eras una chibola y mírate ahora – su perrito ya está más grande Don Lolo ... como se llama? – Oso ... --- el oso empezó a echar desmadre... pero al grito del Tío Lolo el oso se sentó y se quedó quietesito... lo tenía muy bien entrenado --- oye y ya conoces a Panta? – no... – mira el es Pantaleón – Hola mucho gusto - mucho gusto --- Saludé de la mano a Alana, me había gustado.

Empecé ir con más frecuencia a Kokalas... algunas veces iba solo... sabía que Alana estaría ahí. Tichi y Alana ahora eran las que atendían la barra y como había veces que no había mucha gente las dos se iban a sentar conmigo a mi mesa o yo me iba a la barra con ellas. Me gustaba como hablaba Alana, tenía un acento muy diferente, las eses las pronunciaba como jotas pero muy suaves. Era de las pocas personas que no decían “pe”.

--- Mi mamá me está preguntando que a que hora me regresas? – no sé... a la hora que quieras – Hola Joven Panta – Hola señora como está? – bien gracias y usted? – bien también... oiga le dá permiso a Alana de ir a La Gruta conmigo? – pero a que hora la trae joven... no me la traiga muy tarde – no mamá... regreso como a la una! – a la una? – si mamá... – bueno pero me vas a meter en un problema con tu papá.. ya sabes que a él no le gusta que salgas tan noche – gracias mamá... deja me cambio – sale ---

Alana cambió mi percepción de todo... hasta antes de conocerla me cagaba estar en donde estaba, contaba los días para poder largarme de ahí. --- y porqué no te gusta mi pueblo Panta? – no es que no me guste...es muy diferente a lo que estoy acostumbrado --- Era domingo, estábamos en la troca y la había invitado a salir. Habíamos ido al Velo de la Novia como a medio día y ahora estábamos en la pista... el aire se sentía caliente y húmedo y las nubes se venían negras, de un momento a otro comenzaría a llover. Se escuchaba el ruido de los insectos y los pájaros. . A veces pasaba algún carro o camión... pero no había nadie más, Panamericana sonaba en la radio... era la única estación que se podía sintonizar. En las mañanas el primer programa era “Amanecer campesino”. --- sabes una cosa Panta? – qué? – desde que te conozco solo te quejas – lo sé... trataré de ya no quejarme tanto – te puedo preguntar algo? – claro – porqué me invitas a salir? – como que porqué te invito a salir? – si pe... eres tontito o no entiendes? – soy tontito y no entiendo –jajaja... sabes? ... cuando te conocí juraría que a ti te gustaba Tichi – a quién? A mi? .... no para nada! – yo creo que tu le gustas – porqué lo dices? – no sé... a ti te gusta? – no... no me gusta... nunca me ha gustado! – pero si es muy bonita o no? – si es guapa... pero a mi no me gusta ... me gustas tú --- Alana se me quedó viendo sorprendida... me le acerqué y le planté un beso en la boca --- porqué hiciste eso? – qué? – lo que acabas de hacer? – no sé... se me ocurrió – ah! Que se te ocurre dar besos así nomás? – no – entonces? – no sé... – como que no sabes? – no sé... sentí ganas de besarte, me gustan tus labios – eres un tonto – por? – por lo que acabas de hacer – estás enojada? – si – por? – porque me besaste! – no te gustó? – si... si me gustó – entonces? – por eso estoy enojada ... porque me gustó – sabes... me gusta estar contigo y platicar – no me hubieras besado Panta --- me le acerqué de nuevo y le planté otro beso... esta vez tocándole sus pechos --- oye no te pases... eres rápido no? – es que no puedo controlar las manos a veces – eres un tonto – ok... ya no te voy a besar - oye te puedo hacer una pregunta? – si – pero quiero que me digas la verdad – ok – sabes que conozco a Martha? --- sabía perfectamente a quién se refería... era la primera chava que conocí cuando llegé, me la presentó Chabuca, pero no me gustó, fajamos un par de veces pero no pasó de ahí --- a quién? --- tenía que hacerme pendejo --- eres un mentiroso – por? – porque bien sabes de quién estoy hablando – no, es que no te escuché bien – a Martha – ahhh! Martha... pensé que habías dicho Karla – eres un tontito? – a veces – la conoces o no? – si... si la conozco – y? – y nada! – me dijo que querías andar con ella? – quién yo? – si tú – quién terminó a quién? – la verdad nadie a nadie – qué dices pe? – que ni ella terminó conmigo ni yo con ella porque en primera nunca hubo nada – me estás diciendo la verdad? – claro – eres un mentiroso – tu amiga es una mentirosa que te dijo? – me dijo que tú querías andar con ella pero que ella te dijo que no quería nada contigo! – jajaja no, no fue así ... me la presentó Chabuca – la señora Chabuca? – si, la segunda vez que fui a La Gruta, salimos un par de veces... pero no pasó nada, le dejé de hablar – así nomás? – si, porque no me gusta y pensé que ella quería otra cosa – en serio? – si en serio---

--- oiga joven – que paso Chabu – ayer en la Gruta la coca-loca solo se le quedaba viendo cuando estaba con la Alana – estaba ahí? – si – ni siquiera me fijé – si... ya me di cuenta pe – conoces a Alana? – claro... desde chibola – y? – es buena chica... mejor que las otras con las que ha andado... le gusta? – mmm no sé... creo que sí – es muy guapa – si verdad? - le voy a decir algo pero no quiero que se enoje conmigo – que? – se lo digo como una amiga – que pues... desembucha – tenga cuidado con la Alana – por? – porque se puede meter en problemas ---Alana tenía catorce años... le llevaba diez ---

5 comments:

Irenita_Irenoir said...

14 años!!!???? y tù le llevabas 10!!!!????

digo, mi novio me lleva 9 años...pero empezamos a andar cuando yo tenìa 17!

no Pantaleòn, dime que no hiciste nada con esa niña!

Pantaleon said...

bueno... le llevaba casi 10!

irenita_glaukopis said...

eso quiere decir que si!!?? :-O

Pantaleon said...

Un dìa de estos posteo lo que pasó.

irenita_glaukopis said...

ok, ok